6 de agosto de 2015

Nociones de astronomía XI: las dificultades de los desplazamientos cortos



Como todas las aficionadas a la astronomía saben, en el año 1949 un OVNI se estrelló en Nuevo México y fue trasladado, con sus tripulantes aún vivos, a la base militar de Roswell. Este hecho coincide con las primeras pruebas nucleares llevadas a cabo por Estados Unidos en el desierto de Nevada. Eran tiempos confusos. La tecnología alemana sirvió de inspiración tanto para los rusos como para los americanos y se inició una carrera por saber quién sería el primero en comprender el funcionamiento de los distintos tipos de naves alienígenas que por aquel entonces visitaban la tierra.

No es difícil deducir que los habitantes de otros mundos vinieron a mirar, a ver qué pasaba por la tierra, que era todo ese follón. Una cosa era organizar una guerra mundial y que al final se te vaya de las manos y lanzar un par de bombas nucleares y otra muy distinta estar experimentando aquí y allá, enriqueciendo uranio, creando nuevas bombas y compitiendo, en definitiva, para demostrar quien tiene el misil más grande.

Imagino que sorprendidos agarraron la nave interestelar y se vinieron a dar una vuelta poniendo cara de Obelix diciéndole a Ideafix aquello de "Il sont fous ces romains". Estos humanos no han aprendido nada, pensarían al ver que después de dos guerra y millones de muertos en apenas treinta años lo que hacen las naciones del mundo libre y del mundo menos libre es armarse hasta los dientes creando armas cada vez más sofisticados y mortíferos.

Y aquí están, manipulando los mandos de su nave mientras intentan comprender nuestra forma de organizarnos. Van de aquí para allá y en todas partes son vistos, y en todas partes ven contradicciones y tradiciones culturales que no tienen lógica ni explicación. Y supongo que en un despiste van y se estrellan.

Si ya lo dice la DGT, hay que tener cuidado con los desplazamientos cortos  porque no me diréis que no resulta un poco lamentable largarte un viaje intergaláctico de miles de años luz y pegarte un tortazo en un desierto por el que no pasa nadie!!






4 de agosto de 2015

Os Paramales de Xoel López



Por estas cousas que teñen as búsquedas de internet descubrín a Xoel López cando andaba na procura da canción de Berlanga "Perlas ensangrentadas". Creo que quería poñer o video nalgunha entrada deste blog, ou algo semellante. Pásame ás veces que paso máis tempo buscando fotos o vídeos para completar as miñas entradas que escribíndoas.

Pero falaba de Xoel López, de como cheguei a ver un video dun concerto no que tocan unha versión de "Perlas ensangrentadas" que me gustou tanto que me puxen a buscar máis música del e descubrín unha canción que se chama "Tierra" dun disco que se chama Atlántico. 



Supoño que todo é puro azar, que hai días nos que estás máis receptivo que outros. Algunha conexión neuronal se activa e sintes que che falan a tí, que o que les ou escoitas fala de tí. É o que me pasa con esta canción, que expresa o que eu quixera ter expresado algunha vez. 

E así foi como comecei a escoitar a Xoel López. Supoño que hai moitas outras persoas que fan música como él, que fan poemas e lles poñen música, pero polo azar do que antes falaba con quen conectei foi con él. Nestes tempos de tanto comercio musical no que fan estrelas a base de márketing e programas de televisión agradécese descubrir que hai xente creando cousas fermosas. Artesáns que ofrecen o que eles mesmos fan sen artificios nin lerias. 

Por iso creo que este disco merece estas letras que eu estou escribindo e o tempo que tí lle estás dedicando. Non tiven moito tempo para escoitalo pero tendo en conta que foi o meu amor quen mo regalou comprenderase que sexa un bo acompañamento para os meus periplos polo Mar de Beaufort.